domingo, 16 de noviembre de 2008

Alice Cooper


Dueño de una imagen casi demoníaca y de algunas de las estrofas más conocidas del Heavy Metal, el músico con nombre de mujer sigue en carrera después de treinta años. Alice Cooper se llama en realidad Vincent Furnier y nació en Detroit el 4 de febrero de 1948. Durante su adolescencia (antes de que le usurpara su nombre artístico a una bruja de Salem), comenzó a escribir canciones inspirado en Los Beatles y Los Rolling Stones. Así formó su primer grupo durante su paso por la escuela secundaria, que se llamó Earwigs, para luego apodarse Spiders. "No tengo idea. Sucedió un día de repente. Necesitábamos un nombre nuevo y yo dije: Por qué no nos llamamos... pude haber dicho Mary Smith, pero dije Alice Cooper. Y ese fue el nombre", contó el llamativo personaje en un reportaje en el que hablaba sobre los orígenes del grupo. Encarnó la primera camada del Heavy Metal junto a Deep Purple, Ozzy Osbourne y Black Sabath. Pero también Cooper fue un protagonista de la movida Glam, a mediados de los años 70, cuando David Bowie y Kiss hacían de sus recitales un show de culto con toda la parafernalia posible. Cooper fue el primer artista en llevar la música a un extremo teatral. En sus recitales no faltaban enormes serpientes pitones, muñecas, maquillaje y guillotinas para asesinar gallinas. Sobre el final de sus presentaciones, el mismo se decapitaba mientras sonaba el tema "I Love The Heat". Todas esas excentricidades se convirtieron en su marca registrada e hicieron que sus shows se colmasen de gente. Padre espiritual de sus seguidores, a menudo le gustaba dar sabios consejos en forma de canciones aparentemente simples. El toque final, que le dio forma a su figura, fue su espeso y negro maquillaje que chorreaba desde su ojo hacia su boca otorgando la marca registrada de su demoníaca apariencia. Cooper se armó una reputación de artista bizarro y sus discos comenzaron a venderse en grandes cantidades. En 1971 "Eighteen" fue su primer single en entrar en los rankings norteamericano. Pero su verdadero boom llegó un año después, con su single y disco "Scool’s Out" (ambos treparon al Top 10 de Estados Unidos. Luego siguieron una lista de bestsellers como: "Billion Dollar Babies", "Muscle Of Love", "Alice Cooper’s Greatest Hits" y "Welcome To My Nightmare", todos estos discos alcanzaron los primeros puestos de los charts americanos. "Muscle..." fue su primer álbum solista en concreto al que le siguió la disolución de su banda y el nacimiento del definitivo Alice Cooper. El 25 de noviembre de 2000 Alice Cooper (que acababa de editar su último disco, "Brutal Planet"), Jon Anderson (de Yes), Alan Parsons y Tony Hadley (de Spandau Ballet) estuvieron en Buenos Aires en el marco de una gira que se llamó "British Rock Symphony". Tocaron en el Estadio Obras clásicos de Rolling Stones, Led Zeppelin, Pink Floyd, Los Beatles y The Who. Antes había tocado en el país en 1995. Ahora, el músico con nombre de mujer se dedica a participar en programas de televisión, a jugar al golf con famosos de Hollywood y a alimentar a la perfecta familia americana en su restaurante temático que se llama "Coopers Town". Con más de 25 discos sobre sus espaldas, ya se convirtió en una leyenda viva de la historia del rock.
Videos: